Cirugía de Migraña

La decisión de someterse a una cirugía de migraña es extremadamente personal. Tendrá que decidir si los beneficios potenciales alcanzarán sus objetivos y si los riesgos y las posibles complicaciones de la cirugía de migraña son aceptables.

Su cirujano plástico y/o personal le explicarán en detalle los riesgos asociados con estos procedimientos operativos y se le pedirá que firme formularios de consentimiento para asegurarse de que comprende completamente la operación o operaciones a las que se someterá.

Los posibles riesgos de la cirugía de migraña incluyen, pero no están limitados a:

  • Riesgos de la anestesia
  • Asimetría en las funciones musculares
  • Sangrado, tal vez que requiera una transfusión
  • Trombosis venosa profunda, complicaciones cardíacas y pulmonares
  • El tejido graso que se encuentra en lo profundo de la piel podría morir (necrosis grasa)
  • Acumulación de líquidos (seroma)
  • Hematoma
  • Infección
  • Entumecimiento permanente u otros cambios en la sensibilidad de la piel
  • Dolor persistente
  • Mala cicatrización de las incisiones
  • La posible necesidad de procedimientos secundarios debería, por ejemplo, ocurrir un neuroma
  • Decoloración de la piel y/o hinchazón prolongada
  • Pérdida de piel
  • Resultados estéticos subóptimos
  • Cicatrices desfavorables y/o visibles

Estos riesgos se discutirán completamente antes de su consentimiento y es fundamental que tenga un diálogo franco y exhaustivo con su cirujano sobre su experiencia con estas complicaciones y la probabilidad de que ocurran. Además, es muy importante que tenga la oportunidad de abordar todas sus preguntas directamente con su cirujano plástico.

Siguiente: Preparación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.